¿CÓMO CONSEGUIR QUE LOS PEQUES DE LA CASA COMAN DE TODO?

Es importante que los más pequeños de la casa tengan una buena alimentación para asegurar un crecimiento y desarrollo adecuado, teniendo en cuenta, la actividad física del niño/a.

19926-z

Para mantener una dieta equilibrada, hay que insistir en todos los alimentos necesarios como son las frutas y verduras evitando, las chucherías, la bollería industrial, los alimentos precocinados…

Para que los más pequeños adquieran hábitos alimentarios saludables es fundamental que tanto padres, como educadores tengan un papel decisivo en la adquisición de dichos hábitos.

Es difícil, que al principio el niño/a consiga comer de todo ya que en la etapa preescolar (3-5 años) los niños/as sólo aceptan una serie limitada de comidas y excluyen en ocasiones, determinados alimentos de los grupos fundamentales. Por ejemplo, algunos sólo comen arroz, fideos, leche, queso, alguna verdura si es en puré, frutas sin “pelo”, pero no comen legumbres, o verduras crudas…

Por lo que, ¿cómo conseguir que coman de todo?

A continuación os dejamos una serie de recomendaciones que nos guiarán en este proceso:

  1. Tener paciencia. La paciencia será el factor principal para conseguir que tu hijo coma de todo. No te desesperes a la primera de cambio y dejes que un niño/a que coma mal, acabe con los nervios de educadores, padres y hermanos.
  2. El niño debe saber que es importante comer de todo para mantener una dieta equilibrada, y no solo aquello que les guste. Para ello, debemos de encontrar la manera de que no rechace los alimentos por inercia, especialmente si no los ha probado.
  3. Hacer recetas que llamen la atención a los niños/as y que contengan los alimentos que quieran comer.
  4. Para que un niño/a coma de todo, los adultos deberán dar ejemplo y comer de forma equilibrada. No podemos esperar que los peques coman fruta y verdura si nosotros no lo hacemos. También será necesario adecuar las raciones su edad, no pretenderemos que un niño ingiera la misma cantidad de alimento que un adulto.
  5. La instauración de determinadas costumbres también ayudará a mejorar os hábitos alimenticios infantiles y la hora de las comidas no sea un mal trago. Por ejemplo, deberemos de comer siempre a la misma hora, y en el mismo lugar, no encender la televisión durante las comidas, hacer que los niños nos ayuden a preparar la mesa no darles de comer fuera de hora, etc.
Logic Alimentaria