¿FRUTA ENTERA O EN ZUMOS?

Estamos viviendo en una era de concienciación sobre la vida saludable dirigida a todos los grupos de edades, pero sobre todo referido a los niños ya que son el futuro de nuestra sociedad.

Esta concienciación trata, por ejemplo, en que aprendan que los refrescos, debido a su alto contenido de azúcar, son malos para su salud, y los tendemos a sustituir por zumos, en especial, por los envasados. Pero, ¿Es este cambio tan saludable como pensamos?

zumo-de-fruta-azucarado-malo-para-la-salud-stellar-therapy-1

Aunque pensemos que los zumos son una bebida sana estamos muy equivocados, esto se debe a que diversos estudios afirman que tanto zumos con contenidos en frutas 100%, bebidas con alguna porción de zumo y los batidos de fruta que contienen lácteos, son bebidas que están etiquetados para niños, y contienen un alto nivel de azúcar. Más concretamente el 42% de estos, son iguales o superiores a las cantidades recomendadas de ingesta de azúcar a esas edades.

La fruta debería de ser servida en su forma original no triturada. Puede existir el caso de que los padres quieran darles un zumo de frutas a sus hijos, en ese caso podemos optar por los de frutas naturales diluidos con agua, pero sin añadir azúcar y ofrecérselos durante la comida.

En la actualidad muchos padres conocen la campaña nutricional conocida como «5 al día», la cual consiste en la ingesta de 5 piezas de fruta u hortalizas a lo largo del día con la finalidad de conseguir beneficios saludables para nuestro organismo. El error viene cuando un zumo de los mencionados anteriormente se considera como una pieza de fruta al uso. Se acepta que se pueda contar como una pero no como las 5 piezas que hay que consumir. Pero ojo, solo se acepta en caso de que sea 100% natural, en ningún caso se está induciendo a que este sustituya la fruta entera por un jugo.

Una desventaja de consumir estos jugos es, la eliminación de la pulpa y de la fibra lo cual contiene numerosas vitaminas que son necesarias para nuestra salud. No solo por esto sino por el alto contenido de azucares libres, que causa la elevación del riesgo de padecer obesidad infantil, la aparición de caries y de padecer diabetes. Y no solo esto, también hay que instar a los niños a que mastiquen la fruta, ya que esto no solo ayuda a educarlos para que las consuman enteras sino que además les aportará el total de los nutrientes incluidos en la fruta, los cuales muchos se pierden con los zumos, y les dará una mayor sensación de saciedad

En definitiva, la opción más saludable es aumentar el consumo de frutas enteras y reducir el de zumos de frutas, especialmente aquellos que incluyen valores elevados de azúcares, ya que de ninguna manera se pueden equiparar a una ración de fruta entera, puesto que al beber estos jugos recibimos una menor cantidad y variedad de nutrientes, y en su lugar ingerimos demasiado azúcar.

¡Olvídate de los zumos y disfruta de los beneficios de comer la fruta al completo!

Logic Alimentaria