La Fiesta de los Colores (Colores Fríos)

Hoy continuaremos con los colores fríos.

Comer en verde:
Se debe a la clorofila, el pigmento vegetal más abundante. Se encuentra en las espinacas, lechuga, alcachofas y en todas las plantas de la familia crucífera: coles, berro, brécol, etc. las cuales contienen diversos compuestos sulfurosos que otorgan un aroma y sabor típico, y son muy eficaces como agentes anticancerígenos. Este efecto persiste aún después de haber sido cocinadas.
Verduras ricas en folatos. Aportan vitaminas del grupo B y C, además algunas de ellas aportan minerales como el Calcio, Hierro y Magnesio.

Comer en morado:
Se debe a las antocianinas, sustancias antioxidantes.
Su consumo se asocia a la reducción del riesgo de enfermedades crónicas sobretodo la enfermedad cardiovascular, cáncer, cataratas, disfunción inmune y cognitiva.
Se encuentra en las uvas negras, arándanos, ciruelas negras, moras, piel de berbenjenas, y otros alimentos de color morado.
Podemos destacar su contenido en potasio, calcio, hierro además de fibra diétetica, ejerciendo una acción laxante suave.

Como hemos podido ver existen muchas posibilidades de prevenir el cáncer con una adecuada alimentación, especialmente con la ingesta de frutas, verduras y hortalizas; cuyo consumo también se extiende a la prevención de enfermedades cardiovasculares, de la obesidad y a la estimulación del sistema inmune.

Con esto os animamos a que uséis toda paleta de colores.

Tags:
Logic Alimentaria