Las granjas escuela

Que nuestros hijos, hermanos, sobrinos vayan a una granja escuela no tiene porque suponer un peligro a primera vista, sin embargo hay algunos elementos que debemos tener en cuenta.

Es importante que la granja escuela a la que van los niños sea de confianza. Además es fundamental enseñar a los niños a mantener unas adecuadas pautas de higiene ya que en la mayoría de granjas escuelas están en contacto con animales, realizan talleres alimentarios y comen en los comedores, por lo que deben saber que han de lavarse las manos entre cada actividad para prevenir ciertas toxiinfecciones alimentarias.

Un estudio confirma que aquellas personas que acuden a las granjas esporádicamente tienen más probabilidades de padecer cualquier tipo de enfermedad que aquellas que están en contacto habitualmente porque desarrollan una inmunidad adquirida, de ahí que muchos de los niños que acuden a las granjas escuelas presenten diarreas pasajeras los días de después de acudir.

Por ello, una correcta higiene personal y alimentaria es fundamental para que los niños pasen un día maravilloso en un entorno rural al que generalmente no están acostumbrados.Las granjas escuela

Logic Alimentaria