MITOS SOBRE ALIMENTACIÓN

nutricion-celularLa sociedad actual tiene una gran preocupación por los problemas derivados de la nutrición y cómo éstos afectan a su salud. Este creciente interés por la alimentación lleva consigo un aumento de consejos dietéticos basados en creencias irracionales contadas por algún familiar, amigos de amigo o publicidad que solamente hacen generar confusión y condicionar los hábitos alimentarios de  muchas personas.

Ejemplos de creencias nutricionales erróneas:

  • Encima de la leche nada eches. Basada en la creencia de que si tomas algo después de la leche, ésta sienta mal. Este mito carece de cualquier fundamento científico.
  • Las frutas al final de la comida engordan. Ningún alimento engorda porque se tome en un determinado momento del día. Lo que si ocurre en el caso de tomar fruta antes de la comida es que por su alto contenido en fibra nos produce sensación de saciedad y hace que comamos menos.
  • Los huevos morenos son mejores que los blancos. El color de la cáscara no afecta al valor nutricional del huevo, sino que tienen más que ver con la raza de la gallina.
  • La margarina puede sustituir a la leche. La leche no puede ser sustituida ni por la mantequilla ni por la margarina, ya que su composición nutricional es diferente.
  • Los productos dietéticos no engordan. Un producto dietético al igual que el resto de los alimentos engordan más o menos dependiendo de la cantidad de alimento que se consuma.
  • Los hidratos de carbono son más calóricos que las proteínas. Esto es totalmente falso, ya que ambos proporcionan la misma cantidad de energía.
  • Las ostras son buenas para el sexo. No hay evidencia científica ante esta afirmación pero quizá un buen ambiente y una copa de vino haga que todo se vuelva afrodisiaco.
Logic Alimentaria